Loading...
Inicio 2018-10-02T12:10:58+00:00

¿Qué ocurre cuando no planificamos? Las consecuencias de no planificar

A veces, no somos conscientes de los actos que realizamos y de las terribles consecuencias que pueden tener. En este caso, hacemos referencia a los supuestos en que se inicia un negocio sin ninguna planificación. Las consecuencias que pueden desatar esa decisión pueden ser muy graves, por lo que, si estás pensando en iniciar un negocio, ten en cuenta estas consecuencias derivadas por no planificar.

1. Adiós a las oportunidades

La seriedad y la profesionalidad se ponen en duda cuando no planificamos porque entraremos en una espiral sin retorno que nos va a comer las entrañas. Si no nos planificamos, no cumpliremos efectivamente los plazos, no habrá coordinación de esfuerzos dentro de la empresa o no realizaremos eventos o actos que sean necesarios para la empresa, como un showroom. Las oportunidades vuelan y la vida se vive en cada minuto, en cada instante. Por tanto, si fallamos una vez, no sabremos cuando volveremos a tener esa oportunidad o si la volveremos a tener. No os arriesguéis a esto.

planificas un negocio

2. Sin eficiencia

Esta palabra debería estar grabada en toda mente de empresario porque es la que va a determinar la rentabilidad del uso de sus medios. La eficiencia nos permite conocer si un producto es rentable, si estamos gastando demasiado dinero en un procedimiento que se puede simplificar, etc. Cuando no planificamos, nos aventuramos a que nos ocurra de todo en el mercado. No tener eficiencia trae como consecuencia la perdida de dinero, a priori. Creedme cuando os digo que cuando no tenéis eficiencia no sólo vais a lastimar la pérdida del dinero.

3. Objetivos incumplidos

Obviamente, sin una planificación correcta, olvidémonos de cumplir objetivos marcados en un plazo determinado. Cuando no hacemos una planificación no establecemos objetivos, sólo los que se nos ocurren al día, como “hoy vamos a vender X cantidad” o “el mes que viene tenemos que facturar X dinero”. Por Dios, no hagáis esto porque no vais a cumplir nada.

Si no establecemos unos objetivos, no podemos decirles a los empleados dónde queremos estar mañana o qué ritmo de trabajo deben llevar. Por lo que, planificad ¡Planificad!

4. Menor control

Básicamente, perderemos el control. Hacemos referencia a perder el control del medio que nos rodea, de la empresa, del futuro de la misma, etc. La incertidumbre llenará nuestras instalaciones provocando que no sepamos qué es lo que va a ocurrir con la empresa el día de mañana. A esto se le une la preocupación de los trabajadores de dónde estarán el mes que viene. Esto causa perjuicios tanto a nivel corporativo, como a nivel de recursos humanos porque una empresa no es nada sin un buen líder, un buen proyecto y trabajadores que la hagan circular.

Objetivos incumplidos

Compartir es fantástico, ¡Hazlo!

Comparte esta entrada con tus amigos

5. La competencia te come

Ocurre cuando no planificas un negocio, pero sí lo hacen los demás. En el mundo de los negocios siempre hay que anticiparse a los rivales; sin una planificación, no sólo no te anticiparás, sino que ellos te destruirán en cuestión de poco tiempo. Al final se trata de hacer los deberes, tú no los haces y ellos sí ¿Qué consecuencia puedo tener? Que no vendas nada.

Como veis, no se puede ganar nada si no planificamos correctamente un negocio. Bueno sí, se pueden ganar disgustos y desgracias por haber hecho las cosas mal, pero espero que después de que leáis este artículo se os quite la idea de la cabeza y hagáis uso de esta información de forma constructiva.

Si ya has iniciado un negocio sin planificar, comienza a planificar tu actividad desde ya para evitar cuanto antes las consecuencia que se trae, para ello hemos investigado unas de las mejores empresas que te ayudara en la planificación correcta dándote significados concretos para que tu negocio tenga la mejor planificación y no tenga ningún problema a futuro: Shopify

Compartir es fantástico, ¡Hazlo!

Comparte esta entrada con tus amigos
close-link